Consultá las delegaciones de Feba habilitadas en la Provincia aquí >

 

FEBA firmó un convenio con el SEDRONAR mediante el cual se convierte en el ente encargado de descentralizar, en la Provincia de Buenos Aires, la inscripción anual de todas las empresas que comercialicen precursores químicos como es el caso de pinturerías y ferreterías.

 

MARCO LEGAL REGULATORIO DE LA ACTIVIDAD CON PRECURSORES QUIMICOS

Todas las operatorias que involucran de alguna manera precursores químicos, están reguladas por una serie de Convenciones internacionales a las que nuestro país adhirió como así también por Leyes, Decretos y Resoluciones.

Respecto de la legislación que resulta necesaria conocer por parte de aquellos que operen en todas sus formas con precursores químicos se destaca la Ley Nº 26.045, sancionada en el año 2005 que creó el Registro Nacional de Precursores Químicos bajo la órbita de la SE.DRO.NAR. y que en su artículo 8º expresa: “Las personas físicas o de existencia ideal y en general todos aquellos que bajo cualquier forma y organización jurídica con o sin personería jurídica, tengan por objeto o actividad, producir, fabricar, preparar, elaborar, reenvasar, distribuir, comercializar por mayor y/o menor, almacenar, importar, exportar, transportar, transbordar, y/o realizar cualquier otro tipo de transacción, tanto nacional como internacional de la sustancia que el Poder Ejecutivo determine conforme a lo establecido en el artículo 5º de la presente, deberán con carácter previo al inicio de cualquiera de dichas operaciones, inscribirse en el Registro Nacional dependiente de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico de la Presidencia de la Nación. Esta inscripción será tenida como autorización necesaria para desarrollar su objeto.”

Por otra parte, en el texto de la Ley N° 23.737, sancionada en el año 1989, y en materia de precursores químicos, se destacan los artículos 5, 6, 24 y 44.

El Artículo 5º establece que: “Será reprimido con reclusión o prisión de cuatro a quince años y multa de seis mil a quinientos mil australes el que sin autorización o con destino ilegítimo: c) Comercie con estupefacientes o materias primas para su producción o fabricación o los tenga con fines de comercialización, o los distribuya, o dé en pago, a almacene o transporte…”.

El Artículo 6º reza que: “Será reprimido con reclusión o prisión de cuatro a quince años y multa de seis mil a quinientos mil australes el que introdujera al país estupefacientes fabricados o en cualquier etapa de su fabricación o materias primas destinadas a su fabricación o producción, habiendo efectuado una presentación correcta ante la Aduana y posteriormente alterara ilegítimamente su destino de uso. En estos supuestos la pena será de tres a doce años de reclusión o prisión, cuando surgiere inequívocamente, por su cantidad, que los mismos no serán destinados a comercialización dentro o fuera del territorio nacional. Si los hechos fueren realizados por quien desarrolle una actividad cuyo ejercicio depende de autorización, licencia o habilitación del poder público, se aplicará además inhabilitación especial de tres a doce años.”

El Artículo 24º señala que: “El que sin autorización o violando el control de la autoridad sanitaria, ingrese en la zona de frontera delimitada por ley, precursores o productos químicos aptos para la elaboración o fabricación de estupefacientes, será reprimido con multa de tres mil a seiscientos mil australes, inhabilitación especial de uno a cinco años y comiso de la mercadería en infracción, sin perjuicio de las demás sanciones que pudieran corresponder”.

El Artículo 44º expresa que: “Las empresas o sociedades comerciales que produzcan, fabriquen, preparen, exporten o importen sustancias o productos químicos autorizados y que por sus características o componentes puedan ser derivados ilegalmente para servir de base o ser utilizados en la elaboración de estupefacientes, deberán inscribirse en un registro especial que funcionará en la jurisdicción que determine el Poder Ejecutivo nacional y que deberá mantenerse actualizado mediante inspecciones periódicas a las entidades registradas. En este registro deberán constar la producción anual, las ventas, su destino geográfico y uso, así como todos los datos necesarios para ejercer su adecuado control, tanto en las etapas de producción como de comercialización de las sustancias o productos y su ulterior utilización. Las sustancias o productos químicos serán los que haya determinado o determine el Poder Ejecutivo nacional mediante listas que serán actualizadas periódicamente.”

Asimismo como antecedentes de la Ley N° 26.045, el Decreto 1195/96 y su modificatorio 1161/00, regula en sus distintos capítulos, los requisitos que deben cumplir las personas físicas o jurídicas 6 que pretendan inscribirse por ante el Registro Nacional de Precursores Químicos, las reglas a las que deben sujetarse las presentaciones de informes trimestrales, lo atinente al comercio interior y exterior y demás formalidades a las que deben someterse, las inspecciones periódicas y demás compromisos relativos a la operatoria con precursores químicos.

En el mismo sentido, cabe mencionar que también se encuentran vigentes distintas Resoluciones de esta Secretaría de Estado como las 552/03, 342/07, 979/08, 216/10, 1227/10, 294/10 y la Resolución Conjunta 313/07, entre otras.

A su vez, a comienzos de 2011 entró en vigencia el Manual de Procedimientos del Registro Nacional de Precursores Químicos aprobado por Resolución SE.DRO.NAR. Nº 1572/10 que estandarizó los procedimientos internos en el Registro Nacional de Precursores Químicos el que contiene el enunciado de todos los trámites que se realizan en ese organismo, como así también los requisitos para su ejecución; el que se encuentra publicado en la página web del Registro Nacional.

 

POR QUÉ SE CONTROLAN LOS PRECURSORES QUIMICOS.

El tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, es uno de los mayores problemas que en la actualidad afecta a muchos países. Con excepción de la marihuana, ninguna de las otras drogas pueden producirse sin la ayuda de sustancias químicas. Dichas sustancias, en la mayoría de los casos, tienen usos legítimos científicos e industriales, lo cual facilita que puedan ser adquiridas en el mercado con fines ilícitos.
Es necesario hacer referencia a dos tipos de químicos utilizados para la elaboración de estupefacientes y sustancias psicotrópicas: uno de ellos es el precursor químico, que se define como una sustancia que puede utilizarse en la producción, fabricación y/o preparación de estupefacientes, sustancias psicotrópicas o sustancias de efecto semejante y que incorpora su estructura molecular al producto final, por lo que resulta fundamental para dichos procesos.
El otro tipo son los químicos esenciales que se definen como una sustancia que si bien no son precursores químicos, tales como solventes, reactivos o catalizadores, pueden utilizarse en la producción, fabricación, extracción y/o preparación de estupefacientes, sustancias psicotrópicas o sustancias de efecto semejante.
Es así que el control de los precursores químicos tiene como fin último la protección de la salud pública y su control resulta necesario no, solo para preservar la salud de la población, sino para evitar que la actividad delictual consistente en el desvío hacia canales ilícitos, encuentre un nicho propicio en nuestro país.
Todos aquellos que se dedican en nuestro país a comerciar u operar en alguna forma con sustancias químicas controladas conocen perfectamente los usos lícitos de dichos insumos, ahora bien, es posible que desconozcan cuáles son los usos ilícitos que las organizaciones criminales les otorgan a fin de fabricar estupefacientes con ellos.
El hecho de conocer cuáles son los usos ilícitos que pueden tener los precursores, con los que diariamente trabajan las empresas que están, conforme exige la Ley, debidamente inscriptas por ante el Registro Nacional de Precursores Químicos, realizando operaciones comerciales, fabricando productos, efectuando tratamientos de aguas, depuraciones de pozos, estudios de análisis de calidad en laboratorios, sin dudas colaborará en la concientización de la importancia del control.

 

FORMULARIOS SEDRONAR

FORMULARIO 01 - Solicitud de Inscripción:
FORMULARIO 02 - Solicitud de Reinscripción:
FORMULARIO 03 - Solicitud de Importación/ Exportación:
FORMULARIO 04 - Trámites Varios:
FORMULARIO 05 - Declaración Importación/ Exportación:

Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires

Av. de Mayo 981 3º Piso I C1084AAE I Tel: 011 4331 2355 I info@feba.org.ar

Calle 46 Nº 680 4º piso of. 4 I La Plata CP 1900 I Tel: 0221 489 1548

Palabras claves: FEBA, federación económica, federacion economica de la provincia de buenos aires, pymes provincia de buenos aires, empresarios pymes bonaerenses, empresarios bonaerenses, comercio bonaerense, pymes bonaerenses, pymes, comercio, comerciantes, industria pym

Powered by: www.360webfacil.com - Email Marketing www.360webnews.com